¿Por qué parece tan difícil adoptar?

“Los pequeños que esperan en un albergue no se fijarán si sus nuevos padres son flacos, gordos, con discapacidad, pobres o adinerados, profesionales y de origen humilde, extranjeros, blancos, negros o chinos. ¿Qué pasaría si el proceso de selección fuera a la inversa?, pues además de tener condiciones para asumir un integrante en la familia, hay ingredientes que todo lo superan: son el amor y la incondicionalidad, que no hacen reparo en las capacidades de los niños y niñas. ”

Lea más de esta interesante nota de opinión (diarioextra.com):

Leer más »

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *