Interés superior en adopciones internacionales

Sala Constitucional declaró con lugar la acción presentada por la Defensoría de los Habitantes y el PANI de Limón
El Patronato Nacional de la Infancia (PANI) debe intervenir en todo proceso de adopción internacional. Así lo determinó la Sala Constitucional al declarar con lugar la acción presentada por la Defensoría de los Habitantes y el PANI de Limón contra la Jurisprudencia del Tribunal de Familia de San José en materia de Adopciones Internacionales.
La Sala Cuarta declaró inconstitucional dicha jurisprudencia, según la cual las disposiciones del Convenio XXXIII de la Haya no son aplicables a los casos de la adopción internacional directa, que establece garantías para que las adopciones internacionales tengan lugar en consideración al interés superior del niño y al respeto a los derechos fundamentales que le reconoce el Derecho internacional.

A partir de ahora las prácticas de adopciones de niños costarricense para vivir fuera del país, deben seguir los mismo lineamientos que contempla el trámite por medio del PANI, que antes n intervención, debido a que el trámite se realizaba directamente en el Juzgado de Familia.
Con este fallo se dimensionan los efectos de la sentencia para que se entienda que los Tribunales de Familia están obligados a aplicar las disposiciones del Convenio de la Haya a todo tipo de adopción internacional que todavía no esté firme, y atendiendo siempre el interés superior del menor.
El Convenio se aplica cuando un niño con residencia habitual en un Estado de origen ha sido, es o va a ser desplazado a otro Estado de recepción, bien después de su adopción en el Estado de origen por cónyuges o por una persona con residencia habitual en el Estado de recepción, bien con la finalidad de realizar tal adopción en el Estado de recepción o en el Estado de origen.
Sobre las adopciones, éstas establecen un vínculo de filiación con los mismos efectos y consecuencias que el vínculo que une a los padres e hijos consanguíneos, de carácter proteccionista.
Con esta sentencia, los efectos son declarativos y retroactivos a la fecha de vigencia de la jurisprudencia anulada, sin perjuicio de las sentencias pasadas en autoridad de cosa juzgada.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *