Preguntas Frecuentes

¿Qué es lo primero que tengo que hacer?
Acudir a las Oficinas del Patronato Nacional de la Infancia para solicitar los requisitos y recibir la información básica inicial. Inmediatamente después los solicitantes deciden si contrataran profesionales en psicología y trabajo social para que realicen las valoraciones respectivas o bien continuaran en esta etapa con los profesionales del PANI.
¿Cuáles son los requisitos para adoptar en Costa Rica?
Según el Código de Familia , el Reglamento para los procesos de adopciones nacionales e internacionales y guía de información del PANI, los requisitos para todo adoptante nacional son:

  • Poseer capacidad plena para ejercer sus derechos civiles.
  • Ser mayor de veinticinco años, en caso de adopciones individuales. En adopciones conjuntas, bastará que uno delos adoptantes haya alcanzado esta edad.
  • Ser por lo menos quince años mayor que el adoptado. En la adopción conjunta, esa diferencia se establecerá con respecto al adoptante de menor edad. En la adopción por un solo cónyuge, esa diferencia también deberá existir con la pareja del adoptante.
  • Ser de buena conducta y reputación. Estas cualidades se comprobarán con una prueba idónea, documental o testimonial, que será apreciada y valorada por el Juez en sentencia.
  • Poseer condiciones familiares, morales, psicológicas, sociales, económicas y de salud, que evidencien aptitud y disposición para asumir la responsabilidad parental.

Las personas de nacionalidad distinta a la costarricense, con residencia habitual en el país, deberán aportar lo siguiente:

  • Certificación de nacimiento expedida por la autoridad estatal oficial competente del país que se trate. Dicho documento deberá ser traducido por un Traductor Oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto al español y traer los visos consulares y legalizaciones correspondientes.
  • Certificación de estado civil expedida por la autoridad estatal oficial competente del país que se trate. Dicho documento deberá ser traducido por un Traductor Oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto al español y traer los visos consulares y legalizaciones correspondientes.
  • Certificación de buena conducta o delincuencia expedida por el F.B.I. (si su país de origen es los Estados Unidos de América) o por la autoridad judicial federal o nacional competente del país de origen. Dicho documento deberá ser traducido por un Traductor Oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto al español y traer los visos consulares y legalizaciones correspondientes.
¿Cuáles documentos tendré que presentar?
  • Formulario oficial de Adopción Nacional del PANI (completo y debidamente firmado)
  • Dos Fotografías tamaño pasaporte de ambos solicitantes.
  • Certificado de nacimiento del o los prominentes (emitido por el Registro Civil).
  • Certificado de matrimonio o estado civil (emitido por el Registro Civil).
  • Certificado de Delincuencia (expedido por el Registro de Delincuencia del Poder Judicial).
  • Certificado de ingresos económicos (emitido por un Contador Público o por el funcionario responsable del Departamento de Recursos Humanos de la empresa o institución para la que laboran).
  • Dictamen médico de salud emitido por un profesional de la CCSS o privado. (El médico tratante deberá llenar el formulario guía de dictamen del PANI)
  • Valoración social. (Ver apartado de parámetros de evaluación psicosocial)
  • Valoración Psicológica. (Ver apartado de parámetros de evaluación psicosocial)
  • Copia de su cédula de identidad o copia certificada de su cédula de residencia (en caso de personas de nacionalidad distinta a la costarricense, con residencia habitual en el país).
¿Cuánto dura la investigación social si decido contratarla con ustedes?

Aproximadamente un mes desde el momento de la contratación y hasta la entrega del informe final. Este lapso podría variar en caso de presentarse situaciones eventuales entre las partes (enfermedad, distanciamiento geográfico significativo, etc.)

¿A cuáles personas tienen que entrevistar?

Bajo criterio profesional se establece a quienes es necesario realizar entrevistas como parte del proceso de investigación. Esto va a depender de cada situación particular, por lo que variara de acuerdo a cada proceso y a las características de la dinámica familiar, laboral y/comunal de los solicitantes.

¿Cómo se determina la idoneidad de los solicitantes?

Le corresponde al Consejo Nacional de Adopciones realizar la valoración sobre las condiciones de la familia o del solicitante de adopción. Aunque para determinar la idoneidad se valoran diversos elementos analizados a través del estudio psicosocial efectuado.

¿Si yo soy soltero puedo calificar como candidato de adopción?

Sí, no hay impedimento alguno considerado dentro de la legislación ni la normativa vigente que indique que una persona soltera no pueda se solicitante de adopción. Lo único que debe tener en cuenta es la diferencia de edad mínima establecida entre usted y la persona menor de edad que tal como se indica en la pregunta es de quince años.

¿Las personas adineradas son consideradas idóneos más fácilmente?

No. Siempre y cuando la evaluación psicosocial refiere a los solicitantes como adecuados para ejercer el rol parental, las condiciones económicas no deberían ser las que predominan en la determinación de idoneidad.

¿Es posible escoger las características del niño o la niña que quiero?

Los solicitantes normalmente establecen ciertos criterios acerca de la persona menor de edad que desearían adoptar. Sin embargo, es importante que los solicitantes comprendan desde el principio que las personas menores de edad que se encuentran en condiciones de adoptabilidad, están en la misma precisamente porque han enfrentado circunstancias adversas que les han colocaron allí. No es de extrañar entonces que, las niñas y niños provengan de albergues donde han permanecido por periodos prolongados, con carencias afectivas que podrían haber lesionado su autoestima, su capacidad de relacionarse con los demás y que eventualmente podrían influir por ejemplo en el desempeño escolar. Es probable que sean personas menores de edad cuyas historias inician en hogares donde la violencia fue una constante, donde enfrentaron consecuencias en su desarrollo por la negligencia de sus progenitores, hijos de padres con problemas de adicción al alcohol y drogas, quizás inmersos en ambientes delictivos o de prostitución y deprivaciones económicas sustantivas.

Sin embargo, por lo general son también niñas y niños que por su misma historia han desarrollado otras habilidades sociales que les han permitido sobrellevar cargas sumamente pesadas, y que les convierten en verdaderos luchadores ante la adversidad.

Otro grupo que es frecuentemente “no solicitado” en los procesos de adopción, son las personas menores de edad con características especiales o con padecimientos de otra índole. Ellos por lo general son marginados porque las familias no quieren adoptar hijos o hijas que les demanden emocional y económicamente, esfuerzos diferenciados en educación, salud, etc. Por lo tanto, estos niños y niñas normalmente quedan condenados a vivir toda su vida en una institución sin la posibilidad del gozar de ese derecho fundamental de tener una familia.

¿Le puedo cambiar el nombre a mi hija o hijo una vez que me sea dado en adopción?

Según el Artículo 105 del Código de Familia, es posible, a solicitud de los interesados cambiar el nombre de su hijo o hija una vez que el Tribunal respectivo aprueba la adopción. Sin embargo, es importante que los solicitantes consideren la edad del niño y la etapa de desarrollo que el mismo o la misma este atravesando, ya que el nombre propio es parte fundamental en la configuración de la identidad y un cambio de nombre no siempre podría resultar adecuado para la salud psicosocial del niño o la niña.

Háganos llegar sus preguntas a través de nuestra sección de contacto. Las mismas además de serle contestadas a usted directamente, serán incorporadas en esta página para que sirvan a otras personas que como usted, están considerando adoptar.